Agosto 2010

 Se une la desnutrición al problema de obesidad y sobrepeso:


Expertos en nutrición afirmaron que la obesidad y el sobrepeso no es el único problema de salud alimentaria  que  se debe atacar en el país, pues 11.2 millones  de mexicanos no tienen recursos ni siquiera para comer. Destacaron  que ante los efectos de la crisis económica, de 2006 a 2008 en el país creció la pobreza extrema, situación  que representa un riesgo de “aumento  en la tasa de desnutrición”.
Juan Rivera Dommarco, director del centro de investigación en nutrición y salud del Instituto Nacional de Salud Publica destacó que la desnutrición tiene efectos severos en el desarrollo  del infante asociada a un bajo desarrollo mental, pérdida de productividad, mayor prevalencia de enfermedades crónico-degenerativas e infecciones.
Ana Bertha Pérez, especialista y directora del departamento de Salud de la Uia, enfatizó que ante la pobreza no hay nada como volver al taco de frijoles con chile y quelites que son mucho más nutritivos  que los procesados.


PIERCING Y TABAQUISMO, MAYORES RIESGOS PARA DESARROLLAR INFECCIONES EN SENOS.

Crónica 4 de agosto de 2010.


En la Universidad de Iowa, se analizaron  casos de pacientes que entre 2004 y 2009, fueron operadas por presentar abscesos infecciosos en senos, los cirujanos concluyeron que la posibilidad de que una mujer con piercing en los pezones desarrolle infecciones en 10.2 veces mayor que en las mujeres sin estas perforaciones ornamentales.
Pero lo más sorprendente fue identificar que las mujeres fumadoras tuvieran ocho veces mas posibilidades de desarrollar infecciones en seno, que las no fumadoras. 
La investigación estudió a pacientes que presentaban por primera vez abscesos o infecciones inflamatorias  en los senos y a aquellas pacientes que habían tenido esta experiencia negativa de manera recurrente.  Cabe destacar que los abscesos no son tumores cancerígenos, se podrían describir mejor protuberancias de tejido inflamado que adentro tienen algún organismo patógeno, que provocan dolor y se convierten en un foco de infección.
El estudio  no sólo alcanzó a medir que la frecuencia de abscesos justo debajo del pezón es 10.2 veces mayor entre mujeres que tienen un piercing, sino que la infección más temprana se detectó un mes después de haberse colocado el pendiente en esa zona  y hubo algunas perforaciones  que no presentaron ningún problema hasta el séptimo año, después de haber sido colocado el objeto ajeno al cuerpo, mediante perforación. 
Sin embargo lo más preocupante en la relevancia del estudio fueron los datos arrojados en el caso de las mujeres fumadoras, las cuales alcanzan  15 veces más posibilidades de experimentar  hasta un segundo brote infeccioso en esa región.


UTILIZAN VIRUS DE HERPES PARA COMBATIR EL CANCER.

Milenio 3 de Agosto de 2010.


Un hospital de Londres aplico un virus de herpes modificado genéticamente  a 17 pacientes bajo tratamiento de cáncer y encontró que junto al uso de quimioterapia y radioterapia, el herpes ayudaba a matar los tumores en la mayoría de los enfermos.
El virus de herpes actúa rompiendo y matando las células cancerígenas desde dentro, pero fue modificado genéticamente para no infectar al tejido sano. Además de eliminar las células afectadas, podría facilitar la actuación de una proteína humana que reactiva el sistema inmunológico del  paciente. Kevin Harrington, Oncólogo del Instituto de Investigación  del Cáncer de Londres, quien lidereo el estudio, afirmo que los actuales tratamientos contra el cáncer de garganta, lengua, labios, cavidades bucales e incluso orejas, son efectivos si se detecta la enfermedad en sus primeros estadios. En los 17 pacientes que se sometieron ala terapia habitual junto con la técnica del royal Mardsen Hospital, los escáneres mostraron que el cáncer disminuyo de 82 a 93 %.Solo dos de 13 personas que recibieron una alta dosis del virus del herpes, sufrieron una recaída. Sin embargo, los científicos afirmaron que es seguro utilizar este virus y se espera que el nuevo tratamiento pueda ser aplicado a otros tipos de cáncer.
  
ALERTAN POR MALES DE LARGA DURACIÓN. Excelsior 2 de agosto de 2010.


Más de la mitad de los mexicanos han desarrollado resistencia  a los antibióticos debido a la automedicación. Ante esta situación el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alertó que cuando una bacteria genera resistencia a algún antibiótico éste ya no tiene actividad para combatir alguna infección. 
Leticia Pérez Saleme, del Servicio de Infectología del Hospital de Especialidades del centro Médico Nacional Siglo XXI, explicó que desarrollar este tipo de resistencia significa, que será más difícil combatir futuras infecciones bacterianas, pero además que el paciente requerirá otro tipo de tratamiento, más caro y prolongado.
La extendida práctica de los mexicanos a automedicarse  ha sido la principal causa para generar resistencia a los antibióticos, lo que se traduce en menores opciones de tratamientos para los pacientes.


*EVITE QUE FÁRMACOS HAGAN CORTO CIRCUITO. 

Reforma 1 de agosto 2010.


En México no existen números exactos sobre las reacciones en el organismo  por efecto de combinar medicamentos y sustancias diversas. 
La auto prescripción y la mala comunicación entre el médico y el paciente son algunas de las causas por las que muchas personas  que consumen fármacos en combinación con café, tabaco o alimentos como jugo de toronja, pueden sufrir  problemas de salud. 
Especialistas en farmacología e investigación médica del país, señalan que es necesario que los profesionales de la salud de todas las especialidades, tomen conciencia de la importancia que implica prever  y vigilar las combinaciones farmacológicas  a fin de no comprometer o empeorar la salud de los pacientes. 
Silvia Cruz , investigadora en Fármaco biología del Centro de Investigación y Estudios Avanzados CINESTAV, indica que uno de los riesgos que puede agravar las interacciones  medicamentosas es la gran cantidad de productos milagro  que actualmente se venden y consumen sin ningún control en   México. Por ello es importante que las personas comuniquen a sus médicos  que y cuantas sustancias están tomando, a fin de evitar riesgos innecesarios.